Nervios Sobre su Primera Cita

Transient

Aquí se toma en cuenta lo difícil que es para la mayoría de la gente a hacer la decisión de buscar tratamiento para un problema de salud mental. Muchos terapeutas normalmente ven de 6 a 8 personas al día, todos los días, y la salud mental es su pasión. Pero a menudo no entienden la ansiedad y el miedo que tiene la mayoría de la gente cuando toma la decisión de hacer su primera cita. Esta página le ayudará a explicar lo que puede esperar de su primera sesión de psicoterapia.

Va a Sentir Incomodidad

Es normal sentir miedo o ansiedad, la gente normalmente no quiere ir a ver a un psicoterapeuta. No es el tipo de cosa que alguien se despierta en la mañana y dice, "Wow, me encantaría hablar con un extraño acerca de mis temores más íntimos personales, pensamientos y sentimientos y ver exactamente qué tan mal realmente estoy." De hecho, la mayoría de la gente piensa exactamente lo contrario de casi cualquier problema con la salud. La mayoría de las personas lo evitan a todo costo. Usted no está sólo en querer evadirlo.

No hay una manera fácil de superar este miedo hace a la psicoterapia. Esta ansiedad es normal y nos avisa que lo que estamos a punto de empezar en un viaje difícil de auto-descubrimiento. Aprender cosas sobre uno mismo  no siempre es fácil. A veces nuestros demonios tienen que salir para poder empezar a deshacernos de ellos.

Lo que si puede tener por seguro es que no está solo en este proceso y que su terapeuta está entrenado para guiarlo en este proceso con el fin de que usted crezca y cumpla sus metas personales.  Así que en lugar de luchar contra estos sentimientos de miedo y ansiedad, es mejor que los acepte como parte del proceso. Esta aceptación se convierte en uno de los primeros pasos en el proceso psicoterapéutico de cambio. Y sin hacer cambios en tu vida, te vas a seguir sintiendo mal.

Haga la Cita

Usted ha decidido que quiere hablar con alguien sobre los sentimientos o pensamientos que le preocupan. Ellos están interfiriendo con su capacidad de interactuar de una manera sana con su pareja, su familia, o sus amigos. Tal vez usted ya no puede funcionar en el trabajo o la escuela. Es posible que se sienta desconectado y sin estar viviendo su vida a su máxima potencial.

Un profesional puede ayudarle a resolver este tipo de cosas. Sin embargo, hacer que la primera cita es el primer paso. Y puede ser el más difícil. La mayoría de la gente termina con un sentimiento de esperanza después de su cita.

La mayoría de las personas por lo general tienen una idea de lo que padecen. Es decir  usted ha de saber si está sufriendo de ansiedad o depresión o si le hace falta el control de la ira. Estos síntomas son tan comunes en la sociedad actual y la información tan fácilmente disponible que muchas personas terminan autodiagnósticandose a sí mismos mucho antes de buscar ayuda profesional.

La mayoría de la gente terminará viendo a un psicoterapeuta, consejero o psicólogo para esta primera cita, es bastante raro ver a un psiquiatra para una primera cita porque normalmente los refiere un doctor medico o un profesional de salud mental. Un terapeuta es un buen punto donde empezar para su terapia, porque si ellos creen que los medicamentos pueden ser de ayuda adicional para usted en su situación, fácilmente se le puede referir a un psiquiatra para una receta.

Normalmente su primera cita se tarda entre 45-60 minutos.

Detalles Sobre Usted

La primera sesión con un terapeuta es más que nada una recopilación de información para el terapeuta. Va a tener que aprender mucho acerca de usted en un corto período de tiempo con el fin de evaluar adecuadamente sus inquietudes y preocupaciones. Toda esta información sirve para formular las metas de su proceso psicoterapéutico.

La única persona que puede contar  su historia es usted. Así que cuando usted vaya a la oficina de un terapeuta, por primera vez, usted debe recordar que usted es experto de su propia vida. El terapeuta no está ahí para juzgar o para decirle lo mal que está manejando ciertas situaciones. De hecho, su principal tarea es simplemente escucharlo a usted, y ofrecerle diferentes opciones de cómo puede manejar ciertas situaciones. Así que siéntase con confianza que el terapeuta lo quiere conocer a usted, así que cuente su historia y dígale que es lo que más le preocupa.

Los terapeutas, por supuesto, quieren escuchar lo que el problema actual es y cómo fue que empezó. Eso ayuda a solucionar sus necesidades inmediatas. Sin embargo, el terapeuta también podría pedirle un poco de información sobre su infancia y los antecedentes familiares  para entender sobre su desarrollo un poco mejor.

Usted puede compartir mucho o poco como desee. Mientras los terapeutas suelen decir: "Cuénteme todo sobre…," la verdad del asunto es que usted tiene una cantidad limitada de tiempo en la sesión. Usted tiene que enfocarse en lo que es más importante para usted. Muchas veces la gente sale pensando de la primera sesión que se le olvido mencionar algo importante. No te preocupes, es algo que siempre se puede hablar en su próxima sesión.

En general las personas se van de su primera cita sintiéndose desahogados y con fe que las cosas pueden ser diferentes. La mayoría de la gente que intenta la psicoterapia le termina gustando y aprovechan su tiempo con su terapeuta como una oportunidad de explorar nuevas formas de ser, de pensar, y de sentir.

Después de la Primera Cita

Al final de su primera cita, el terapeuta suele a hacer unas metas provisionales para usted. Las metas ayudan a formular un plan realista del tratamiento e informar si medicamento puede ser útil o necesario. Si el profesional se ve no comparte el diagnóstico con usted, usted siempre está en su derecho a preguntar.

Si el terapeuta cree que medicamento puede ser apropiado, también le dará lo va a referir a un psiquiatra o doctor general para una evaluación. Un psiquiatra o un doctor general es el único profesional que puede decidir si medicamento será adecuado para usted, y si es así, qué tipo específico de medicamento puede ser más útil.